RELATO: Un sueño

Ayer viví lo nunca soñado, caminaba por un sendero y a la vez observaba las amapolas a lo lejos… me acerqué a ellas para contemplar su belleza, cuando de pronto, por arte de magia, las amapolas empezaron a crecer rápidamente hasta el punto de verme sobre ellas.

Una , roja como el carmín, tacto de seda, gigante y hermosa, del tamaño de una mariposa. Levanté la mirada, era un gran campo de amapolas y observaba la majestuosa belleza así como la paz que reinaba en el momento.

Se oía el silencio, la armonia, una hermosura que me dejaba perpleja, levanté la mirada hacia el horizonte y de repente comenzó a amanecer. Me pregunté ¿qué es eso tan hermoso? ¿acaso el amanecer? Concluí que no podía ser pues el día estaba claro y luminoso.

¿Sería el sol? No, pues su luz es blanca, intensa, brillante y con grandes destellos.

A paso gigante se elevaba, iluminando todo el cielo, por más que lo observaba no me dañaba los ojos…su belleza me absorbía, paz infinita y no necesitaba nada, lo tenia todo… paz y amor… y de pronto alguién como de otra dimensión me gritaba, «Ana, Ana, respira, respira», interrumpiendo aquella maravilla …

Desperté de mi sueño, ya no había amapolas gigantes… ni reinaba el silencio ni la armonía, ni horizonte ni amanecer.. ya me encontre en mi mundo, en lo que llamamos vida y yo me pregunté…

¿No será que tuve un sueño largo, bastante oscuro y la realidad era que en ese sueño había vida?

Ana Loreto, 2021

Autor: afrucha13

Militar, escrito y poeta.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s