El diván de Mariam (XLIII)

Mujer tumbada en diván Paulina Bonaparte -Dorado

Tener razón

 

               “Una creencia es algo a lo que te aferras porque crees que es verdad”.

                                                                                                                              Deepak Chopra.

 

Todos en algún momento de nuestra vida, nos hemos encontrado con personas así, opinadores profesionales, mentes obcecadas en el “yo tengo la razón, y tu te equivocas”. Son perfiles con el ego muy grande y una empatía muy pequeña, especialistas en disputas continuas, y desestabilizar el contexto.

A todos nos satisface tener razón, no podemos negarlo. Es un refuerzo de nuestra autoestima. Pero también hay que comprender que hay límites. Es vital aplicar aptitudes constructivas, una visión humilde y un corazón empático capaz de apreciar y respetar las opiniones ajenas. “Mi verdad es la única verdad, y la tuya no vale”.

Esto si es algo serio para tomar conciencia, porque quien se obsesiona en tener siempre la razón, acaba sufriendo implacablemente el aislamiento y la perdida de la salud.

Ser capaces de conectarnos a los demás, de ser sensibles, respetuosos y hábiles a la hora de crear entornos armónicos. Ceguera, miedo y orgullo. Las creencias son nuestras posesiones. Las personas somos auténticas maquinas de creencias.

Las interiorizamos como programas mentales y las repetimos una y otra vez, defendiéndolas ante capa y espada.

Nuestro ego es todo un mosaico de variadas creencias, y a veces nos lleva sin duda alguna a perder a los amigos con tal de llevar siempre la razón, por encima de todo.

El mundo no es blanco y negro. La vida y las personas encuentran su máxima belleza y expresión en la diversidad, enfoques variados, distintos pensamientos, con lo cual debemos estar receptivos para aprender, crecer y avanzar.

El regalo más hermoso que podemos darle a otra persona, es nuestra atención.

 Mariam,   2018.-

                  

 

Anuncios

Autor: afrucha13

Escritor, poeta, persona dinámica y viajero incansable. Solidario y optimista. Soñador y realista. Sensible, social y amigable. Me siento orgulloso, sobre todo, de ser buena persona.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s