Cap. 48: Canción que nunca acaba

Cancion que nunca acaba

Cap. 48

Ha pasado algo más de un mes del terrible hallazgo de Natalia. En la casa sólo el nacimiento de Hugo, hijo de Zaira y Marcos, ha dado alegría en estos difíciles momentos.

El cabo Condal continúa con las averiguaciones. Intenta buscar a alguien que viera u oyera algo en los últimos momentos de Natalia. Le tiró un farol al sospechoso y ahora tendrá que buscar evidencias de que alguien, de los huéspedes en esos días, pudo apreciar algo. No es tarea fácil, están localizados, sí, pero dar con la posible persona testigo de algo… ya es más complicado.

La casa no ha mermado sus pernoctaciones. Aún con la gravedad del caso, la publicidad en medios locales y nacionales, los turistas utilizan sus magníficas instalaciones y sobre todo su estratégico lugar, mar y montaña, para disfrutar unos días de asueto.

Carlos se encuentra abatido desde el suceso. Mariela tampoco anda muy bien. A ella se le añade su ruptura con Rubén, que  ha regresado a Madrid con la peluquera de Alhaurín el Grande.

Carlos y Mariela están muy atareados. Las bajas de Rubén y Zaira, de baja maternal, le han hecho junto con Marcos redoblar esfuerzos para poder atender el negocio. Son muchas horas y apenas les queda tiempo para pensar lo sucedido.

Es viernes y hoy esperan un grupo de turistas ingleses que copan todas las habitaciones. Llegarán sobre las doce. Carlos se encuentra en la recepción y Mariela dando los últimos toques a las habitaciones. Marcos mientras tanto ya prepara las excursiones que propondrá a los visitantes, mucha playa, La Stupa de Benalmádena, y caminatas por la montaña.

En el cuartel de la Guardia Civil de Alhaurín el Grande la actividad es la de siempre, un ir y venir de guardias que realizan vigilancia de zona, evitación de robos en el campo, control de acceso a la ciudad, etc…

El teléfono de Condal suena y éste se encuentra en la oficina aneja de intervención de armas, se dirige a su despacho…

Condal:  Guardia Civil, buenos días.

Guadia Civil Ronda:  Buenos días mi Cabo, le llamo del cuartel del Ronda. Es referente al caso de la mujer que ha aparecido muerta en una casa rural ahí de Alhaurín.

Condal:  Dígame, ¿qué tiene que contarme?

CG Ronda: Como sabe estamos alertados por la Comandancia de Málaga del caso. Hemos localizado a una persona que conoce al alguien que ha estado la semana de autos en la casa rural. Tal vez sería conveniente que usted se trasladara aquí para llevar a cabo el interrogatorio.

Condal:  Dele por hecho. Voy a solicitar permiso para desplazarme. Le voy a facilitar mi celular para que me tenga informado. Voy a ponerme en marcha lo antes posible. Gracias.

Una vez que se despidió de su compañero. Condal va en dirección al despacho del Teniente. Le pone en antecedentes y acuerdan que mañana sábado se dirija a Ronda.

Ronda no dista mucho de Alhaurín el Grande, 45 minutos por carreteras en buen estado y un paisaje de ensueño. Montañas y verdor acompañan a Condal en su ida hacia el cuartel.

El cabo en el camino va pensativo en el caso. Se dice que sólo necesita una pequeña ayuda del destino para terminar de hilar la solución al mismo. Lo tengo claro, dice en voz baja, pero necesito llevar al juez  un testigo que desmonte la coartada del sospechoso…

…continuará.

 

 

 

Anuncios

Autor: afrucha13

Escritor, poeta, persona dinámica y viajero incansable. Solidario y optimista. Soñador y realista. Sensible, social y amigable. Me siento orgulloso, sobre todo, de ser buena persona.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s