Desde mi alma (I)

tranquilidad-mujer-paz

Damos la bienvenida  hoy a una nueva colaboradora. Sandra Santucho es una escritora argentina que con su verbo cálido nos va a cautivar. Le agradezco que se haya apuntado a esta aventura de las letras y su espacio lo ha titulado :  DESDE MI ALMA.

Su estreno será con un micro relato que nos hará pensar en el niño que llevamos dentro y los problemas reales que se presentan ante el autismo. Que lo disfrutéis.

El deseo de Tomás

 Esta es la historia de un niño,  dulce y muy solitario, amado por sus padres  y sus abuelos. Vivía en su mundo, en su pequeño mundo…

 Su nombre es Tomás, tiene 5 años, de grandes ojos verdes, naricita respingada y sonrisa ausente, no está triste pero tampoco alegre. Cierto día estaba jugando con su amigo Manchitas , un viejo perro , compañero fiel y su única conexión con el mundo que lo rodea , cuando  escuchó una voz que provenía de un cuadro.

 Se levantó y notó que uno de los personajes del retrato se movía, era un Principe. Con una suave voz le habló :

 -¿Tomás me podrías hacer un favor?  

 Asintió con la cabeza, era tal su asombro que no podía moverse. El Príncipe prosiguió con su pedido:

 – Mi Princesa, a la cual amo con toda mi alma la han alejado de mí…está en aquel cuadro, al lado de aquel hermoso corcel blanco…

Efectivamente Tomás observó que en el cuadro señalado por el Principe , había una hermosa  Princesa, se adivinaba en su rostro tanta tristeza y dolor . Vió en sus ojos lagrimitas y eso lo conmovió. Con sus 5 añitos él era especial. Escuchaba hablar a sus padres  de él con tanto amor, pero también con tristeza. Su mamá, lo acariciaba con inmensa ternura y su padre lo besaba dulcemente. 

Hablaban  mucho sobre autismo, él no sabía que significaba, solo escuchaba y no preguntaba, no podía .Su mundo era él y un viejo perro  que nunca se apartaba de su lado . Sus padres eran como sus ángeles guardianes, solo que no sabía por qué motivo no podía hablarles, ni decirles cuanto los amaba .

Tenía una hermanita , una bebe regordeta , que era una preciosura , formaban una linda familia , pero algo los separaba . No lograba descifrar que era , recordemos que era un niño. Tomas padecía un trastorno llamado autismo . Sus padres recorrieron tantos especialistas y todos llegaban  al mismo diagnóstico. Permanecía alejado del mundo y por ende de ello . Solo se comunicaba por escasos segundos. Jugaba o al menos eso parecía con su perro Manchitas, solo con él…

Tomas no sabía como ayudar al Príncipe, solo se le ocurrió juntar a los dos cuadros . Muy despacio descolgó el cuadro de la Princesa y lo acerco al cuadro del Príncipe . Y por arte de magia la hermosa Princesa montó a su corcel blanco y con una elegancia digna de ella saltó al cuadro del Principe . Se besaron y lo miraron tan emocionados y tan felices que le dijeron a Tomás :

– Gracias querido amiguito, solo un niño con un corazón puro como el tuyo podía ayudarnos -le dijo el Principe .

La hermosa princesa murmuró:

-Pide un deseo y te será concedido . 

Tomas era feliz , solo le faltaba una cosa , poder decírselo a sus seres queridos , y este fue el deseo concedido. Tomas por primera vez sonrió y con lágrimas de emoción en sus  dulces ojos verdes les dijo :

– Gracias , al fin voy a poder decir a mamá y a papá cuanto los amo . 

Corriendo el pequeño se dirigió a la cocina, donde se encontraba su mamá. Al verla sonrió y ella no podía creer lo que sus ojos veían , su Tomas , su querido Tomas  reía , quedó paralizada sin decir una palabra y entonces su niño hermoso habló y esto le dijo :

– Hace mucho tiempo quería decirte esto , te quiero mucho mami , soy muy feliz .

Corrió a sus brazos , que ahora los sentía tan cálidos y lloraba y reía . Sentía tantas emociones , tanta alegría .

Su mamá llamó a su esposo que trabajaba en el jardín , el vino rapidamente , pensó que algo malo había pasado , fue cuando vió a Tomás , abrazado a su amor. 

 -¡Dios mio ! solo  pudo decir .

 – ¡Hijo , mi querido hijo !

 Los abrazó tan ansiosamente  y Tomás , como todo niño inocente, le dijo dulcemente :

 – Papá te quiero , ¡ pero por favor no me aprietes tan fuerte !   

 Los tres rieron con tantas ganas , que hasta la bebe que en su cunita dormía plácidamente se despertó . Tomas fue corriendo y por primera vez le dió un beso a su hermana.  Fue tan lindo besar esas mejillitas rosadas, adoraba a su  pequeña  hermana , era un rayito de sol.

Desde ese día Tomás se convirtió en el niño más sociable y feliz del mundo. Sus padres pensaban que fue un milagro su recuperación, pero Tomas sabe que sus nuevos amigos, por su corazón noble, un deseo le concedieron.

Pasaron lo años , 30 para ser exactos. Tomás es un importante psicólogo, que ayuda a niños que padecen autismo.

¿Y el Principe y la Princesa ?

Son los ayudantes de Tomás y sus amigos incondicionales….

 

Autor : Sandra Santucho

Buenos Aires, 2018,-

 

 

Anuncios

Autor: afrucha13

Escritor, poeta, persona dinámica y viajero incansable. Solidario y optimista. Soñador y realista. Sensible, social y amigable. Me siento orgulloso, sobre todo, de ser buena persona.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s