Castúo en la diáspora (III)

hombre-triste

ANTE SU MALA SUERTE      

                                                                                  (Frente a la tumba de una mujer)

 

Junto a la cumbre que remata un mamotreto,

donde luz no hay a pleno día,

los borrascosos panales de esqueletos

abruman mi fatal melancolía.

 

Quiero olvidarla, y ya me iría

a la sombra de un encinar triste y doliente,

si contarle pudiera mis alegrías

en ese angosto lecho tan silente.

 

Ciénaga azul, que sabe a muerte,

que se acompasa de unas sombras infinitas,

cuando se acerca, paulatinamente,

el principio del fin de nuestra cita.

 

Para llorar conmigo tengo a mis penas,

esas que llenan mi soledad con hombradía;

para contarle cosas, mi serena

voluntad de saber que no sabía.

 

Hola y adiós, todo al momento.

¿Y los tiempos que perdimos en la nada?

Ya nos parecen tales cuentos

que, dicen, nos contaron tales hadas…

 

Francisco J. Caballero Torino (Hace tiempo)

Anuncios

Autor: afrucha13

Escritor, poeta, persona dinámica y viajero incansable. Solidario y optimista. Soñador y realista. Sensible, social y amigable. Me siento orgulloso, sobre todo, de ser buena persona.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s