Castúo en la diáspora (II)

pastor

 

COMO CASI TODOS

 

Yo, como casi todos, también tuve,

antes de estar poseído por la tristeza,

ojos de miel y labios de seda.

También, como casi todos,

tuve todo el tiempo del mundo

para andar de feria en feria;

y esperé, como casi todos,

a que ella pasara por mi puerta,

mirando al soslayo desde el quicio

con la esperanza de que me viera.

También, como casi todos,

me enamoré de quien no debí

y se enamoró de mí quien no debiera.

Y, como pocos, dormí por placer en una era,

toqué una guitarra arcaica y negra

y me cubrí con la luna hasta que amaneciera.

Y, como pocos, en un cuarto oscuro,

mastiqué con amargura todas mis penas.

Y fui, como pocos, un presunto calavera.

Y conocí a más de uno que, más que presunto, era.

Y en fin, como casi todos, anduve

por el mundo sin que nadie lo supiera.

Y, como todos, seré ceniza de futuro;

olvidado, como cualquiera.

 

Francisco J. Caballero Torino (Verano 2016)

 

————-oOo————-

Anuncios

Autor: afrucha13

Escritor, poeta, persona dinámica y viajero incansable. Solidario y optimista. Soñador y realista. Sensible, social y amigable. Me siento orgulloso, sobre todo, de ser buena persona.

Un comentario en “Castúo en la diáspora (II)”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s