Cap. 23: Canción que nunca acaba

Cancion que nunca acaba

En un solo coche conducido por Carlos y acompañado por Natalia, Mariela y Zaira, están llegando a Fuengirola. Allí les está esperando Marcos, que hace un rato se encuentra en el banco.

Es mediodía del miércoles y el director les saluda a medida que van entrando a su despacho. Una vez que todos están sentados, comienza a decirles:

Director:  Aquí les entrego copia de la documentación a firmar. Por favor procedan a su lectura y posteriormente, si todo les parece bien, firmen el ejemplar que le he dado a Carlos.

En apenas cinco minutos todos ya habían leído los documentos. Carlos fue pasando el original por cada uno, para su firma. La cuestión de los seguros se había decantado por que fuera en un solo año la obligatoriedad de tenerlo con el banco. Posteriormente podrían elegir con qué compañía los deberían tomar.

Carlos:  Muchas gracias director. Creo que está todo firmado, compruébelo, por nuestra parte nada más.

Director:  Enhorabuena a todos. Aquí les hago entrega de las llaves, una vez recibidos el mes en curso y los dos meses de fianza. Les deseo mucha suerte.

Carlos tomó para sí la copia de los documentos y de las llaves, de las cuales recibió cuatro juegos.

Toman el coche y se dirigen dirección a Alhaurín el Grande, camino de la casa rural La Biznaga.

El paisaje en este mediodía es magnífico. Hace un sol de justicia. La carretera de Fuengirola hacia la casa no está muy transitada. Cuando aparecen justo enfrente, comienzan a ilusionarse y sonreír. Se bajan y se dirigen en dirección a la puerta.

Carlos comienza a abrir la mansión. Se aprecia que hace poco han estado de limpieza, todavía ven por el medio mopas y algún cubo con la fregona. Todo muy limpio y empiezan a abrir ventanas para que entre la luz. En el interior ya se aprecia la entrada de los rayos de sol. Es una gozada la madera lo bien cuidada que está. La cocina  totalmente equipada, no le falta un detalle a la vivienda. Se miran unos a otros y en un momento dado Carlos sale en dirección al coche.

Trae una neverita de esas que se utilizan en camping y de ella saca una botella de cava. Toman de la cocina unas copas, las asean, y ya están brindando por esta nueva aventura.

Carlos comienza con el brindis y a decirles unas palabras:

Carlos:  Bueno, esto ya es imparable. Es nuestro futuro y una aventura, esperemos, sin igual. Voy a proponer que, mientras nos mudemos todos aquí, sean Marcos y Zaira quienes vayan tomando posesión y verificando electrodomésticos y en general toda la vivienda. ¿Os parece?

Mariela:  Buena idea, creo que ellos serán los idóneas para ser los primeros que la habiten. Comenzarán a trabajar y podrán tomar nota si detectan deficiencias o proponen mejoras.

Zaira:  Gracias por vuestra confianza. Solo faltaré de aquí lo preciso para renovar mi baja. No me queda mucho para ser llamada por el tribunal medico y pasar definitivamente a otra situación laboral.

Carlos hace entrega de un juego de llaves a Mariela, Zaira y Marcos. Permanecen por largo rato en el interior de la casa, para a continuación salir al exterior y visionar la piscina y las cuadras.

Ha llegado ya la hora de comer. Se acercan al pueblo y, en uno de los restaurantes que hay a la entrada del mismo, se disponen a comer. Las personas que permanecen en el mismo, observan la alegría que reina en el grupo de cinco comensales que están dando cuenta de una paella que tiene buena pinta, regada con un buen vino de Rueda.

Terminada la comida, son apenas las cinco de la tarde, se dirigen hacia el coche y durante el camino que les lleva a Fuengirola, van comentando lo hermoso del paisaje, de la casa y las ilusiones de futuro .  Llegan a la población y se bajan Marcos y Zaira, se despiden y el resto prosigue viaje de regreso a Madrid.

La joven pareja ya está comentando lo pronto que realizaran la mudanza. Cogidos de la mano, no adivinan las cosas que les sucederan. Sera un cambio total de vida, se aproximan jornadas agotadoras no exentas de emotivos encuentros …..

….continuará.

 

 

 

 

Anuncios

Autor: afrucha13

Escritor, poeta, persona dinámica y viajero incansable. Solidario y optimista. Soñador y realista. Sensible, social y amigable. Me siento orgulloso, sobre todo, de ser buena persona.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s