Cap. 22: Canción que nunca acaba

Cancion que nunca acaba

Es viernes, son las cuatro y media de la tarde. Carlos prepara la mesa del comedor para la reunión prevista. Comienzan a llegar los asistentes, Mariela y Zaira. Un poco antes de la cinco toman posiciones en la mesa. Son cuatro los asistentes. Carlos comienza a hablar.

Carlos: Bueno aquí estamos de nuevo. Os envié la propuesta del banco. Entiendo que la habréis estudiado y espero de vosotros la opinión más certera para seguir adelante.

Natalia: Como sabes cariño hemos debatido sobre ello. Estoy conforme con las peticiones del banco. Yo propongo que todo siga adelante y adoptemos en firme la opción de alquiler con opción a compra.

Mariela: Como bien sabe Natalia, lo hemos hablado y llego a la misma conclusión. Así mismo os digo que Rubén está interesado en el proyecto y me ha dicho que la opción que se acuerde en mayoría, contará con su aprobación.

Carlos: Me alegro Mariela por ti y por nosotros. Creo que, con el nuevo rumbo de adquisición, no hacen falta más incorporaciones. Seis es una buena cifra y afrontaremos esta aventura lo mejor posible.

Zaira: Después de haber estudiado las cifras junto con Marcos a través del teléfono, hemos llegado a la conclusión de que debemos continuar adelante. Me satisface Mariela que entre tu chico. Somos tres parejas y, pienso, todo será más fácil.

Continuaron dialogando por poco tiempo. Treinta minutos más tarde votaron y abrumadoramente decidieron que Carlos viajara para cerrar la adquisición. Carlos les informó que llamaría al director del banco y le comunicaría la decisión.

Es lunes, primera hora de la mañana, nuestro líder del grupo llama por teléfono al director de la entidad bancaria:

Carlos:  Buenos días director, ¿cómo está?

Director:  Bien, gracias. Muy de mañana te pones en contacto conmigo. Dime a qué se debe, por favor.

Carlos:  Hemos aceptado por unanimidad sus condiciones. Estamos dispuestos a optar por el alquiler con opción a compra de La Biznaga. Solamente el fleco de los seguros, que trataré en mi visita, queda pendiente. Creo que no será ningún obstáculo y esperamos de su comprensión.

Director:  Por su puesto Carlos, lo trataremos e intentaré ayudaros en lo que pueda, aunque, a decir verdad, no tengo mucha capacidad de maniobra. No dudes que lo intentaremos.

Carlos:  Gracias director, en dos días, próximo miércoles, estaré allí. Pondremos en marcha la maquinaria de documentos y firmas. Que tenga buen día y gracias por todo.

Director:  Aquí te esperaré. Lo mismo deseo para ti. Saludos.

Terminó la comunicación y Carlos pensó que a esa cita no debería ir solo. Haría una rueda de wathsapp y recabaría voluntarios para el viaje a Málaga.

A media tarde redactó el siguiente mensaje, a la espera de contestación:

“Estimados amigos, el miércoles he quedado con el director para cerrar los últimos flecos y, en su caso, la firma de documentos correspondientes. Os pido voluntariedad para acompañarme. Espero vuestra respuesta. Un abrazo.”

Poco a poco fueron llegando constancia de lectura del mensaje. Cada uno de ellos quedó pensando en disponibilidad. Zaira contestó inmediatamente que iría. Los demás no tenían decidido nada.

Se acerca el martes y el resto de amigos ultimaban la respuesta a Carlos. No irá solo, al menos Zaira ya le contestó. La posibilidad de que se adhieran todos esta lejana… o no.

….continuará.

 

 

 

 

Anuncios

Autor: afrucha13

Escritor, poeta, persona dinámica y viajero incansable. Solidario y optimista. Soñador y realista. Sensible, social y amigable. Me siento orgulloso, sobre todo, de ser buena persona.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s