Cap. 9: Canción que nunca acaba

Cancion que nunca acaba

El viaje ha sido cómodo. Nuestros viajeros han llegado a la Estupa de Benalmádena antes de lo previsto. Son las 12:30 horas y Marcos aún no ha venido. Mientras le esperan se entretienen apreciando el lugar. Es verdaderamente hermoso. Sus vistas impresionantes. Está abarrotado de gente hoy sábado. Ingresan en el monumento principal.

El templo fue construido en la plataforma de observación situada en la Costa del Sol por el arquitecto de origen polaco Wojtek Kossowski. Este lugar es sin duda la mejor ubicación para este templo, debido a sus increíbles vistas, cuyo color blanco se integra perfectamente con el paisaje y recordando a esos “pueblos blancos”, tan característicos del sur de España.

Según el budismo existen 8 tipos de Estupas tibetanas (templos). Cada uno de ellos representa un acontecimiento importante en la vida de Buda,  la Estupa de Benalmádena simboliza la iluminación de Buda.

El color no es el único factor que hace que este lugar sea único y un referente en el mapa del mundo budista. Sus 33 metros de altura y sus grandes espacios interiores para la meditación  (hasta 100 metros cuadrados.), le otorga el galardón de ser el templo más grande del mundo occidental. Generalmente las Estupas son pequeños templos cuyos alrededores son ocupados por multitud de practicantes budistas.

Están encantados con la contemplación del monumento. Se respira mucha paz y armonía en el lugar.

Después de unos treinta minutos aparece Marcos. Hacen las presentaciones y éste les indica que, de acuerdo con lo previsto, ahora toca ir a la Cala de Mijas a ver la primera casa rural

El coche de Carlos queda bien aparcado en la Estupa y se dirigen hacia la cala en el de Marcos. Mariela y Zaira permanecen sentadas en el asiento de atrás mientras los hombres en los de delante.

Durante el camino van comentando sobre la impresión que les ha causado visitar la Estupa. Marcos interviene para decirles que desde La Biznaga se podrían organizar excursiones para visitar el monumento, dada la cercanía de éste. A continuación les habla sobre el mismo:

Marcos: Cada uno de los ocho tipos de Estupas han sido construidos de acuerdo y siguiendo detalladas instrucciones. Encontraremos cinco elementos principales del budismo: fuego, aire, tierra, agua y la mente. ¿Habéis prestado atención a las paredes decoradas con las manos de los artistas nepalíes con los momentos más importantes de la vida de Buda? Y ¿Visitasteis, justo al lado del edificio, la tienda donde se pueden comprar libros y artículos relacionados con el budismo?

Zaira: Yo me he quedado mirando la decoración de las paredes, no sabía que representaban. No hemos podido visitar la tienda porque justo has llegado tú. Estoy de acuerdo en que es un incentivo más organizar visitas desde la casa. Es muy buena idea Marcos.

Carlos: Efectivamente has tenido una extraordinaria idea. También podríamos organizar otro tipo de visitas un poco más lúdicas. ¿No creéis?

Marcos:  Claro que sí. De tipo cultural se podría organizar la asistencia al Festival de Cine de Málaga, La Semana Santa de Alhaurín de la Torre, los carnavales de este pueblo, etc….

Zaira:  Estupendo programa que habría que afinarlo. Yo me ofrezco a planearlo con la inestimable ayuda de Marcos, ¿te apetece?

La joven tuvo esa ocurrencia que caló muy bien en el lugareño. Ambos son jóvenes con ideas nuevas y dispuestos, ya se ve, a conocerse….

En toda la conversación Mariela escuchó en silencio. Sus pensamientos estaban volando hacia no se sabe donde. No dijo nada, tal vez, por estar de acuerdo con lo dicho o quizás porque se sentía un poco extraña, y algo nerviosa,  con la presencia de Carlos sin Natalia. 

Estaban entrando en la Cala de Mijas. Atrás dejaron la Tenencia de Alcaldía y se dirigieron por una carretera secundaria hacia la casa. Apenas cinco kilómetros y ya la divisaron.

Se bajaron del coche. Carlos iba muy deportivo, vaqueros, zapatillas de deporte y camisa blanca. Marcos iba muy cómodo, pantalones cortos por las rodillas, camisa de cuadros y mocasines. Las mujeres iban más peripuestas. Mariela llevaba una falda vaquera por encima de la rodilla, unos cómodos zapatos sin apenas tacón y una camisa blanca. Estaba realmente hermosa, su tez morena, sus ojos claros resguardados en gafas de sol y sus piernas morenas y bien cuidadas daban cuenta de su atractivo. La joven Zaira iba elegante pero informal. Unos vaqueros azules ajustados, camisa verde aceituna y zapatos con unos tacones medios. De tez blanca y sin apenas maquillaje, su aspecto podía pasar por extranjera fácilmente.

Estaban delante de la casa y un hombre mayor, de cuidada imagen, se dirige hacia ellos…

…. continuará.

 

Anuncios

Autor: afrucha13

Escritor, poeta, persona dinámica y viajero incansable. Solidario y optimista. Soñador y realista. Sensible, social y amigable. Me siento orgulloso, sobre todo, de ser buena persona.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s