Pasiones moderadas (XXXV)

LIB ERTAD

Libertad

Personas libres, héroes del amor,

sensibles y educados, vencen el fragor

del sentimiento, bienestar del alma

enamorada, sumidos en mucha calma.

Pacientes vitalistas, encuentran diversión

sana, juegos mágicos,  sueñan la ocasión

deseada y logran con pasión acelerada

sus deseos pausados, paz asegurada.

Libertad de movimientos, de emociones

halladas en batería, buenas ilusiones

que ensanchan el corazón, luz de dulzura

encadenada al alma, sensaciones y ternura.

Afrucha, 2018.-

 

 

 

 

Anuncios

El Rincón Porteño (III)

puerto-madero

PALABRAS EN REBELDÍA 

Rebeldía de palabras, siente hoy mi corazón,

pues no quieren  darme paso a plasmar mi desazón, 

rebelión masificada, de mis letras en protesta,

mudas, invisibles, escondidas

se han quedado todas quietas.

Será que están cansadas,

que las desnude en papel

o tal vez muy enojadas

por regalarlas a Él .

Será que se han borrado,

con mis lágrimas nocturnas 

o quizá, se convirtieron 

en gotas de fría lluvia.

Rebeldía de palabras…

buscaré en mi interior, 

hablaré con todas ellas y les pediré perdón 

No me dejen esta noche

qué el insomnio me atrapó 

y el humo del cigarrillo mis ojos nuevamente nubló…

        Patry Jure, 2018.-

 

Cap. 35: Canción que nunca acaba

Cancion que nunca acaba

Carlos hoy había tenido mucha actividad de reservas en el ordenador. Llamadas telefónicas con consultas incluidas y alguna que otra observación de los actuales clientes le habían llevado a pasar una mañana sumamente activa. Terminó tarde y comenzó a echar en falta a Natalia. Raro le parecía que habían pasado unas horas y no hubiera aparecido por la recepción.

Intentó con una llamada a su móvil, sonaba pero no respondía. Subió a la habitación de ambos y nada. Preguntó a sus compañeros si la habían visto y nadie le confirmó este extremo. Con cara de preocupación continuó buscándola.

La piscina a las cuatro de la tarde ya estaba a tope. Hacía calor, un sol espléndido cubría todas las estancias de la casa rural. Los clientes, inclusive algunos niños, se divertían con el agua. Y Carlos sin encontrar a Natalia. Ya le parecía muy raro, sin contestación del teléfono, sin nadie que supiera nada.

Habló con Marcos y le dijo que tenían que reunirse en media hora, justo en la cocina. Le indicó que avisara al resto, mientras él continuaba buscando. La cara de preocupación de Carlos hizo que Marcos empezara a darse cuenta que algo extraño estaba pasando.

En la cocina se encuentran Carlos, Marcos, Zaira, Mariela y Rubén, el primero comenzó a hablar:

Carlos:  Llevo ya un par de hora buscando a Natalia sin resultados. No contesta al móvil aunque da señal de llamada. ¿Sabéis algo de ella?

Mariela: Solo se que esta mañana, al igual que casi todas, iba a la piscina a pegarse un chapuzón. Solo eso, también he comenzado a buscar sin éxito.

Rubén:  ¿No podría haber bajado al pueblo? No se, tal vez después de bañarse fue a pasear y está en el pueblo, sin  móvil. Si os parece tomo el coche y me voy para allá.

Carlos:  Perfecto Rubén, estamos en contacto a través del teléfono. El resto, por favor, sigamos buscando, incluyendo los alrededores de la casa.

Marcos:  Yo buscaré por las rutas senderistas, ojalá la encuentre.

Zaira:  Yo no puedo moverme mucho, pero miraré por aquí e incluso hablaré con inquilinos por si la hubieran visto.

Todos se pusieron en marcha, no iba a ser nada fácil encontrarla. A nadie, en lo más remoto, se le pasaba por la cabeza un trágico desenlace. Lo que si existía entre ellos era una expresión muy fuerte de preocupación y de extrañeza. Todo aquí era muy pequeño y muy visible. No obstante, la fuerza, el empuje y el cariño hacia Natalia hacían que afrontaran la búsqueda con mucho ahínco…..

….continuará.

Ríos de tinta (XIV)

rios de tinta

 

1ª)  Se que soy inteligente, porque se que no se nada.-Sócrates.

2ª) La felicidad en gente inteligente es la cosa más rara que conozco.-Ernest Hemingway.

3ª)  Puedes hacer cualquier cosa, pero no todo.-David Allen.

4ª)  Si hablas a un hombre en un idioma que entiende, llegarás a su cabeza. Si le hablas en su idioma, llegará a su corazón.-Nelson Mandela.

5ª) Las grandes mentes discuten ideas; las mentes promedio discuten acontencimientos; las mentes pequeñas discuten con la gente.-Eleanor Roosevelt.

 

———-oOo———-

El diván de Mariam (XV)

Mujer tumbada en diván Paulina Bonaparte -Dorado

MODO SUPERVIVENCIA

El ser humano en modo supervivencia, en continua búsqueda en el afuera de lo que cree que lo completará, en su inseguridad permanente ante una existencia que percibe amenazante y que le hace cometer errores que él mismo califica como imperdonables, los cuales sigue repitiendo a pesar de las miles de promesas de rehabilitación y corrección definitiva que se hace a sí mismo….

El ser humano, ante la herida sangrante del despropósito, ante la aplastante dualidad en la que se siente obligado a respirar, ante la mirada de un colectivo que le reclama y le impone…. El ser humano, ante todo esto, intenta sostener lo insostenible… Construye magníficos castillos en el aire que el viento del tiempo, incluso con leves soplidos, derriba una y otra vez….

Sostiene y sostiene su propia vida en el intento de “no rendirse”,  queriendo mirar al futuro con esperanza y visión positiva , procurando ser fuerte,  honesto,  cumplidor,  fiable,  bondadoso,  servicial…. y queda así literalmente aplastado por toneladas de valores que definen de antemano “cómo debe ser”… Ni siquiera ha sido concebido por sus padres y el ser humano ya tiene un modelo, un molde de ser humano correcto en el cual debe entrar, encajar, amoldarse, adecuarse, adaptarse, resignarse…

Sostener… sostener… sostener… Una imagen física… una carrera profesional… una vida familiar armoniosa… un mundo justo… una historia personal decente… un nivel adquisitivo… una filosofía de vida… un estilo… una relación fructífera… una conducta intachable… una vida saludable…Y así,  se dedica a vivir la persona en un  “estar humano”… y no en un “ser humano”.

Meditemos si sentimos verdaderamente nuestra vida.

Mariam,  2018